REPARACIÓN DE TUBERÍAS SIN APERTURAS DE ZANJAS

Las redes de canalizaciones al pasar el tiempo se van dañando y esto principalmente se debe a la causa de amontonamiento de partículas sólidas.

El amontonamiento de estas partículas  disminuye el espacio necesario para un adecuado funcionamiento, además generan el aumento de la corrosión de las canalizaciones y perdida de estanqueidad y. Otro motivo muy importante que debemos tener en cuenta que ayuda al daño de las redes de canalizaciones, las famosas raíces porque ellas se van metiendo en los conductos de la tubería y rompen muros, generando que se pierda estanqueidad.

Hoy en día se supervisan periódicamente estas canalizaciones de manera de hacer un estudio para asegurar que exista una buena estanqueidad. En algunas ocasiones, asentamientos que se generan de la estructura, la consecuencia de nivel freático, las grandes cargas, logran generar que al menos un 20 % del sistema deba repararse, y sin este todavía estar funcionando.

De manera de solventar estas dificultades se ejecutan procedimientos en el control y restauración de las redes de canalizaciones. Los procesos se fundamentan en ejecutar un  análisis de la situación y posteriormente poder  limpiar estas canalizaciones.

Estos trabajos se ejecutan a través de equipos de gran tecnología, y personas capacitadas para estas tareas.  Dándoles las gracias a estos equipos de última generación es posible reparar el problema sin tener que excavar o romper el piso, consiguiendo la restauración de la red no generando desagrados a los habitantes de la localidad o comunidad

Asimismo este método posibilita la puesta en marcha nuevamente de la canalización, impidiendo el derroche y desperdicio del agua, impidiendo de igual manera que se contamine el suelo por las aguas negras que están pasando por estas redes.

A través de metodología conseguimos restaurar por completo el sistema añadiendo beneficios importantes, uno de ellos la no modificación del diámetro que tenga la tubería, breves paralizaciones del funcionamiento del sistema, porque el procedimiento de este método es veloz, y primordialmente impidiendo generar malestares a los ciudadanos.

La metodología que se emplea para el arreglo de las canalizaciones es un procedimiento eficiente e innovador, consiguiendo en numerosas ocasiones que el sistema al finalizar la reparación quede funcionando mejor que la antigua canalización.

Tenemos Packers (sin apertura de zanjas) para la reparación de los conductos de las tuberías.